LAS MASCOTAS EN LOS PROCESOS DE SEPARACIÓN Y DIVORCIO

¿CUÁNDO PRESCRIBEN LOS GASTOS DE HIPOTECA?
23 junio, 2021
INVIOLABILIDAD DE LAS COMUNICACIONES DEL TRABAJADOR. SENTENCIA TS 22 ABRIL 2021.
12 julio, 2021

LAS MASCOTAS EN LOS PROCESOS DE SEPARACIÓN Y DIVORCIO

Mari Carmen Quintero. Graduada en Derecho en prácticas.


Últimamente, el dilema sobre quien de la pareja se queda con la mascota después de un divorcio o una separación está en auge en los Tribunales de Justicia, problemática que se genera debido a la regulación recogida en nuestro Código Civil, pues legalmente los animales están considerados como cosas muebles. Esta consideración permite que la propiedad del animal pueda ser objeto de reclamación, aunque se prevé un cambio legislativo para dejar de ser considerados cosas muebles y dotarles de más protección.

A pesar de ello, los Tribunales ven que la mejor solución posible ante esta situación es que se establezca a través del convenio regulador (en caso de que el divorcio o separación sea de mutuo acuerdo), para evitar acudir a juicio y que se considere al animal como una cosa mueble, un régimen que prevea la custodia y visita de los animales. De este modo, se tiene en cuenta el bienestar del animal y el interés de la familia, como se da para el caso del régimen de custodia de los hijos. 

En este sentido, la Sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 9 de Valladolid dispone acreditar la custodia compartida del animal en un proceso de separación estableciendo que se ha de atender al bienestar del animal y que son seres dotados de sensibilidad:

“Los animales no son cosas, sino seres dotados de sensibilidad, lo que implica que en determinados aspectos no se aplique supletoriamente el régimen jurídico de las cosas, sino que se ha de respetar su cualidad de ser sensible, ejercitando las facultades sobre el mismo (propiedad y dº de uso y disfrute) atendiendo al bienestar del animal (…) El convenio regulador debe referirse al destino de los animales de compañía, teniendo en cuenta el interés de los miembros de la familia y el bienestar del animal, pudiendo preverse el reparto de los tiempos de disfrute si  fuere necesario, o que la autoridad judicial confiará los animales de compañía a uno o ambos cónyuges (…) Otorga a ambos propietarios un derecho de posesión y disfrute compartido del perro, que en este caso, se desarrollará de forma exclusiva por los mismos por periodos alternativos de SEIS MESES cada año”.

No obstante, aunque uno de los cónyuges sea el titular legítimo del animal doméstico, el Juez podrá otorgar la custodia a uno o a ambos. Por ello, se han de tener en cuenta ciertos aspectos para declarar a quien le corresponde la custodia, como son:

  • Cuál de los dos tiene una vivienda adecuada para el bienestar del animal
  • Situación económica de cada uno 
  • Quien tiene más tiempo para prestarle atención 
  • Quien se ha encargado la mayoría del tiempo del cuidado de la mascota
  • Quien tiene la custodia de los hijos menores (si los hubiera), ya que no es conveniente separarlos de la mascota

Además de regular la nueva modificación del Código Civil el cambio de cosas muebles a seres vivos, también regulará todo lo que concierne al abandono o maltrato. Si uno de los cónyuges abandona o maltrata al animal, se podrá interponer una denuncia especificando a quien se sanciona y tendrá que ponerlo en conocimiento de los centros de acogida en caso de que no conozca a su dueño, o bien, asumir su cuidado temporalmente. 

TWITTER: @mcarmenquinter

LINKEDIN: www.linkedin.com/in/mªdelcarmenquinteropiña

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *