¿Se puede impedir que los abuelos vean y se relacionen con sus nietos?

LA CONCILIACIÓN LABORAL: DERECHO PERSONALÍSIMO. SENTENCIA DEL TSJ DE GALICIA 6 DE NOVIEMBRE DE 2020.
15 marzo, 2021
LA LEY DE EUTANASIA: ASPECTOS BÁSICOS Y ENTRADA EN VIGOR
6 abril, 2021

¿Se puede impedir que los abuelos vean y se relacionen con sus nietos?

Noemí Hernández Merchán. Abogada Colaboradora.


La implicación de los abuelos en la vida de sus nietos suele resultar muy favorable para el desarrollo y la estabilidad de los menores, sin embargo, normalmente debido a las numerosas rupturas de pareja con hijos que se producen en la actualidad, son muchas las ocasiones en las que los abuelos se ven privados de poder ver a sus nietos, convirtiéndose en víctimas colaterales de estas situaciones. En otros casos, los padres impiden que los nietos se relacionen con los abuelos debido a la mala relación que existe entre los primeros y los últimos.

¿Qué pueden hacer los abuelos en estos casos?

La ley establece que los abuelos tienen derecho a mantener el contacto con sus nietos, con independencia de la relación que puedan tener con los padres, por lo que en el caso de que estos últimos impidan esta relación, los abuelos pueden acudir a los tribunales para solicitar que se les reconozca un derecho de visitas respecto de sus nietos en la forma y con los tiempos que se considere más conveniente. 

Si los abuelos acuden al auxilio judicial para poder ver a sus nietos, deberán formular demanda que iniciará un procedimiento en el que van a intervenir tanto los padres de los menores, como el Ministerio Fiscal. El juez, analizando las circunstancias concretas del caso y teniendo siempre en cuenta el “interés superior del menor” dictará Sentencia. 

La Sentencia que se dicte acordará establecer un régimen de visitas a favor de los abuelos, que será el que se considere que más favorece el desarrollo personal y psicológico de los menores, salvo que se considere que exista justa causa para denegar la petición de los abuelos. 

Solo en el caso de considerar que existe causa justa y suficiente y siempre con la intención de proteger a los menores, el juez podrá decidir no establecer un régimen de visitas a favor de los abuelos. La causa se deberá apreciar en cada caso concreto y particular si bien, se considera causa suficiente para denegar el derecho de visita a los abuelos, que éstos mantengan “una actitud de abierta animadversión y hostilidad y de indisimuladorechazo hacia la figura de cualquiera de los padres, plasmada en graves descalificaciones” o “La existencia de una continua y fuerte tensión entre los abuelos y los padres”. 

Con carácter general se va a denegar el derecho de visitas en todas aquellas situaciones en las que los abuelos ejerzan una mala influencia sobre los nietos hacia cualquiera de los progenitores, perjudicando y provocando inestabilidad y episodios de ansiedad en los menores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *